1. Home
  2. »
  3. IA
  4. »
  5. Cultura de Inteligencia Artificial: Fortaleciendo a las empresas del futuro

Cultura de Inteligencia Artificial: Fortaleciendo a las empresas del futuro

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Como lo he mencionado en otras ocasiones, las empresas son la columna vertebral de la economía del país y, mejorar la vida de las empresas, significa mejorar la vida de la sociedad.

En estos tiempos, la tecnología se ha convertido en el socio ideal de las organizaciones para que puedan seguir adelante, y con ella, ha surgido una colaboración poco probable para algunos: la Inteligencia Artificial (IA).

Al escuchar este término (Inteligencia Artificial) algunos se preocupan que signifique pérdidas de empleo, pero la realidad es que al trabajar en asociación con la tecnología, la Inteligencia Artificial aliviará algunas de los grandes retos de generación de empleo que enfrentan las empresas.

Por ejemplo, la Inteligencia Artificial colaborativasignifica que los seres humanos y la IA trabajan con sus fortalezas, a manera de alianza; en vez de la antigua noción del arreglo de maestro y seguidor o productor y consumidor de contenido.

Esto significa que los humanos podrán descargar tareas rutinarias en la IA. De esta forma,  las fortalezas humanas se pueden canalizar e integrar al mismo tiempo. Esto ayuda a la tecnología a comprender sus limitaciones y saber cuándo pedir ayuda a sus socios humanos. Así, la IA y los humanos se unen, trabajando simbióticamente.

Entonces, ¿cómo puede la IA ayudar a las empresas? La respuesta es: de muchas maneras. Puede impulsar la productividad y despejar la administración tediosa o que consume mucho tiempo. También, al devolver horas valiosas del día a los miembros de la empresa, la tecnología libera tiempo para que las actividades de alto nivel hagan crecer el negocio. Asimismo, de acuerdo con un informe de everis y la MIT Tech Review sobre el uso de IA en México, más del 58% de los entrevistados creen que la IA podría revolucionar su empresa, por los beneficios de eficiencia que esta trae a los diferentes procesos.

Al agregar más datos a una IA, esta aprende, se vuelve más capaz y mejora al aceptar una variedad más amplia de instrucciones. Eso no quiere decir que se hará cargo del funcionamiento de una empresa pero, con la ayuda de una persona, podrá hacer una valiosa contribución a la eficiencia empresarial. De acuerdo a la consultora Accenture, el 84% de los ejecutivos de alto nivel creen que deben aprovechar la IA para lograr sus objetivos de crecimiento.

También, es un hecho que, la Inteligencia Artificial ha dejado de ser una ilusión del futuro y ya está marcando una diferencia en la forma en que trabajamos e incluso cómo interactuamos con las empresas. Para aprovechar sus oportunidades ilimitadas, las empresas deben adaptar una cultura de IA, tomando en consideración los siguientes puntos:

  1. Para inspirar confianza, la transparencia es clave. Debemos saber cómo se construyen los sistemas de inteligencia artificial, y también cómo almacenan, manejan y utilizan los datos que recopilan.
  2. Deshacerse de la antigua mentalidad de tener ideas desarrolladas en su totalidad desde el inicio, así como las del éxito inmediato, y en su lugar adoptar una mentalidad de prueba y aprendizaje, en la que los errores y fracasos se replantean como oportunidades de aprendizaje y descubrimiento.
  3. En la era de la IA, las habilidades humanas inimitables, como la comunicación, la empatía, la compasión y la escucha, serán aún más valiosas, si estas personas también pueden interactuar cómodamente con las máquinas.
  4. Una cultura orientada a la IA reconoce que la IA no puede tener éxito en un silo. Requiere un equipo multifacético con una combinación de habilidades y perspectivas. Este equipo incluye el C-suite, científicos de datos, analistas de datos, entrenadores de IA, explicadores de IA, entre otros, todos trabajando hacia un objetivo común.

Cuando los humanos y las máquinas trabajan juntos en un entorno empresarial, pueden mejorar activamente sus fortalezas entre sí. Los seres humanos aportan liderazgo, trabajo en equipo y creatividad a la asociación, mientras que la IA tiene velocidad, escalabilidad y capacidades cuantitativas. Es una combinación que permitirá a las empresas centrarse en cosas importantes como la experiencia del cliente y la entrega de un producto o servicio exitoso.

Juan Francisco Aguilar es director general de Dell Technologies*

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on tumblr

Noticias Relacionadas