Home / IA / La tecnología ayuda a una madre a reencontrarse con su hija muerta
niña

La tecnología ayuda a una madre a reencontrarse con su hija muerta

Tiempo de lectura: 2 minutos

La tecnología ha ayudado en muchos aspectos de la vida, nos ha permitido acercarnos a nuevos descubrimientos que en el futuro podrían mejorar nuestra calidad de vida, se ha mostrado que también está del lado de la naturaleza para evitar catástrofes naturales o mantener nivelado el calentamiento global, o también para producir más alimento, cual sea el problema la tecnología parece tener la solución para casi todo.

 tecnologia hija muerta

Y esta vez la tecnología unió una vida con otra que ya no se encuentra ya que  una madre tuvo la oportunidad de ver nuevamente a su hija fallecida gracias a la avanzada tecnología de la compañía surcoreana, Viv Studio. 

La niña había fallecido después de haber luchado con un  cáncer hematológico que había sido diagnosticado cuando apenas tenía 7 años de edad. 

Jang Ji-sung quien fue la afortunada madre que pudo volver a ver a su hija, no logró contener las lágrimas al ver a su pequeña Nayeon frente a ella, pues la experiencia parecía bastante real, incluso la niña le hablaba como normalmente lo hacía.

De manera que la madre pudiera experimentar algo sumamente real, fue necesario que usara unos guantes y un dispositivo para los ojos.

Y para reavivar la imagen de la niña se hizo y uso de fotografías y videos de la niña para combinarlos con una captura de movimiento, con esto, lograron realizar posturas y comportamientos similares a los que tenía en vida.

Aunque el proceso de trabajo para “volver a traer a la niña a la vida” los especialistas se tardaron alrededor de ocho meses, cuyo objetivo comentan siempre el de  ayudar a las personas que desafortunadamente han perdido a un ser querido.

Acerca: Violeta Martínez

Avatar

Quizás te interese

realidad

Realidad Aumentada para los partidos de fútbol

Tiempo de lectura: 2 minutos Después de que la pandemia arrasó con la normalidad, se espera que poco a poco …