1. Home
  2. »
  3. IA
  4. »
  5. Silla de ruedas controlada con la mente libera a las personas con parálisis

Silla de ruedas controlada con la mente libera a las personas con parálisis

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

México 22 noviembre._ A través de un gorro lleno de electrodos que usaron en la cabeza, varias personas con cuadriplejia (sin función en ninguna de las cuatro extremidades) pudieron producir unas ondas cerebrales que guiaron a su silla de ruedas a través de una especie de «carrera de obstáculos» en el hospital.

El gorro captura las señales cerebrales de una persona, que se traducen en movimientos de la silla de ruedas mediante un programa de computadora, explicó el investigador sénior, José del R. Millán, profesor de neurología y catedrático de ingeniería informática de la Universidad de Texas, en Austin.

El paciente solo tiene que pensar en mover las partes del cuerpo que ya no controla: un brazo o una mano, una pierna o un pie.

«Esta intención se traduce en comandos reales para los motores de la silla de ruedas, que harán que las ruedas se muevan a distintas velocidades de forma que una sea más rápida que la otra, y así la otra doble en la dirección opuesta», apuntó Milán.

«Entonces, si la rueda derecha es más rápida que la izquierda, automáticamente gira hacia la izquierda, y viceversa».

De esta forma, dos de los tres cuadripléjicos al final aprendieron a guiar su silla de ruedas alrededor de una desordenada habitación de hospital, y a doblar para evitar los objetos usando solo sus pensamientos, según la nueva investigación, que se publicó en la edición del 18 de noviembre de la revista iScience.

Silla controlada

Hace una década y media que hay iniciativas para crear una silla de ruedas controlada por el pensamiento, anotó el Dr. Anthony Ritaccio, profesor de neurología de la Clínica Mayo en Jacksonville, Florida.

Pero, hasta ahora, las personas tenían que someterse a una cirugía del cerebro para intentar conducir una silla de ruedas con la mente, usando unos cables implantados en las regiones motoras del cerebro.

«Es probable que este sea el primer estudio pequeño que alcanza tanto éxito sin tener que entrar en el cerebro», señaló Abbey Sawyer, investigadora postdoctoral del Centro de Investigación sobre las Habilidades de la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

Fuente: msn.com

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on tumblr

Noticias Relacionadas